26 de noviembre de 2012

¿CÓMO MEDIR LA AUTOESTIMA DE LOS ALUMNOS?

       Diagnosticar la autoestima es un problema en tanto que no se puede cuantificar, palpar u observar. Además la privacidad que del concepto de sí mismo tiene cada persona complejiza su valoración. De tal manera el diagnóstico y la evaluación deben utilizar la metodología inferencial consistente en este caso en describir por una persona, que no sea el propio sujeto, la autoestima que de sí mismo tiene un individuo a partir de una serie de productos del sujeto en cuestión: respuestas a test proyectivos, conductas específicas, contenido de entrevista, y otros. A partir de estos productos el investigador o maestro lleva a cabo una serie de inferencias sobre la autoestima del sujeto. En nuestro caso hemos utilizado la metodología autodescriptiva que consiste en solicitar al sujeto una descripción o valoración de sí mismo, verbal o escrita, de forma libre o mediante un cuestionario en que el sujeto valora determinadas características referidas a sí mismo. Así se obtiene la denominada autoestimagen del sujeto. En ambas metodologías existe un alto nivel de sujetivismo que no debe olvidarse, razón por la cual deben combinarse varios métodos de medición. Los ejercicios que hemos utilizado para medir la
autoestima son las siguientes:

1. Evalúa cada uso de los siguientes aspectos en tu vida en una escala de 1 a 10, siendo 10 el máximo de autoestima.

a) Amor           1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
b) Amistad       1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
c) Familia         1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
d) Sexo            1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
e) Trabajo        1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

      Suma las cantidades y multiplica por dos. El máximo será 100. Así tienes la autoestima hoy. De ahora en adelante aprenderás a pensar positivamente y verá como aumenta.
      Los temas que se miden pueden cambiar en dependencia de las características de los participantes. Los que aquí aparecen han sido utilizados con grupos de profesores con edades promedios de 36 a 40 años, y grupos de estudiantes del ISP de Pinar del Río.
      Un total de 650 sujetos han realizado el ejercicio. Se les solicitó además que escribieran los sucesos que en aquella oportunidad le habían bajado y aumentado la autoestima. Los sucesos más frecuentes con influencia negativa registrados son en orden de frecuencia: el fracaso en el estudio, pobre participación y resultados académicos bajos, relaciones amistosas, y sexo. El promedio general de autoestima es de 82 puntos. De igual forma estos aspectos se manifiestan positivamente sobre la autoestima cuando el sujeto ha tenido éxitos: en la familia, el amor, el trabajo y el estudio.

2. ¿Cómo te sientes hoy? Los alumnos escriben en la pizarra, alrededor de la frase: Me siento… todas las posibilidades que ofrece la vida al hombre de asumir un estado de ánimo. Ejemplo: Me siento responsable, cooperativo, aburrido, etc. Seguidamente el maestro le ofrece a los alumnos una lista de adjetivos en oposición para que se señalen como se siente. Entre un estado y otro aparece una escala de 1 a 5 puntos. La propuesta es esta:

1- triste                     1 2 3 4 5                      alegre
2- cansado                1 2 3 4 5                      lleno de alegría
3- débil                     1 2 3 4 5                      fuerte
4- ansioso                 1 2 3 4 5                      tranquilo
5- confuso                 1 2 3 4 5                     claro
6- inseguro                1 2 3 4 5                     seguro
7- desconfiado          1 2 3 4 5                     confiado
8- malhumorado        1 2 3 4 5                     de buen humor
9- desinteresado        1 2 3 4 5                     interesado
10- no contribuidor    1 2 3 4 5                     contribuidor

       Los alumnos multiplican la suma de todos los incisos por dos y el resultado será la expresión de su autoestima. Finalmente se debate sobre la importancia de la salud mental y física para afrontar los retos del mundo estresante de hoy y las estrategias para convertir los estados de ánimo desfavorables en favorables. Ejemplo: cuando no tengo deseo de contribuir, piensa que los demás esperan algo de ti, cuando estás aburrido, camina, escucha música, visita tus amigos o lee un buen libro que siempre tendrás listo para ello.

2 comentarios:

  1. k chilero sta tu información...- q bien

    ResponderEliminar